Supe Alcalde INABIF

A través del Informe de Control N°008-2019-OCI/2233-SCC, Contraloría de la República, dio a conocer las «situaciones adversas» encontradas en la obra de Construcción de un Aula y Servicios Higiénicos en INABIF.


Se revisó la documentación administrativa, el control personal y la adquisición de bienes. Así mismo, se verificó el avance físico de la obra, la misma que se desarrolla bajo la modalidad de Administración Directa.

Presupuesto

El proyecto está valorizada en S/ 138,077.65 soles, para la construcción de un aula y servicios higiénicos para damas y caballeros. El presupuesto fue aprobado a través del a Resolución Gerencial N°023-2019-GM/MDS, el 7 de junio del 2019.

Sin embargo, se advierte que el 10 de junio, mediante Resolución Gerencial N°026-2019-GM/MDS, se aprueba la ejecución del proyecto, por un importe de S. 120,000.00. Faltando un importe de 18 mil soles.

Se advierte así, que la obra se ejecutó «sin contar con presupuesto que cubra su costo, personal técnico y equipos necesarios».

Se dejó constancia en el informe, que la Resolución de Contraloría N°195-88-CG, Artículo 1.1 establece que:

«Las entidades que programen la ejecución de obras bajo esta modalidad (administración directa), deben contar con la asignación presupuestal correspondiente, el personal técnico administrativo, y los equipos necesarios».

Servicios de terceros.

A través del Control Concurrente, se descubrió que la Municipalidad Distrital de Supe, tercerizó los servicios de alquiler de equipos livianos, y mano de obra. Es decir, no respetó la modalidad de Ejecución Directa establecida en la norma.

Materiales y Supervisión.

Otra observación, refiere a que la Entidad contrató como Supervisor de Obras, a un mismo profesional que desempeña su servicio en dos obras simultáneas. Lo cual está prohibido por ley.

También se advierte que: «se canceló (se pagó), a un profesional por trabajos como Residente de Obra, por actividades no realizadas de acuerdo al porcentaje de avance mensual».

Finalmente, se detectó que La Entidad, compró materiales «que no se ajustan a la realidad del expediente técnico». Esto generó gastos innecesarios y riesgo de pérdida, por falta de control.