El Juez de Paz Letrado de la Provincia de Oyón, Marco Antonio Gonzales Delgado, se habría encerrado en su despacho con dos menores de edad durante una audiencia judicial, para aprovecharse sexualmente de ellas.

El 1 de septiembre, los señores Miriam Delgado y Moisés García, acudieron a la sede judicial a declarar por un caso de violencia familiar en agravio de sus menores hijas, sin imaginar que el caso de sus niñas, caería en el despacho de un juez depravado.

Según narra la denuncia del portal Oyón Perú, el magistrado Marco Gonzales, pidió a los padres que se retiren del despacho para interrogar a solas a la menor de iniciales YYGM, de 10 años de edad, y así poder escuchar sus declaraciones sobre un maltrato físico que había sufrido. Al estar a solas, «el juez se acercó a la menor y le levantó su chompa de lana hasta la altura del cuello», señala la denuncia.

Seguidamente, el juez Marco Gonzales, sacando provecho de la situación, dio riendas sultas a sus instintos pervertidos, y le habría pedido a la niña que se bajara el pantalón y su prenda íntima. Y mientras la menor respondía que no podía, el juez que estaba sin mascarilla, le dio un beso en los labios, diciéndole que así también le besaba a sus sobrina y nietas.

Luego, el magistrado le pidió a la menor que abra la puerta y llame a su padre, indicándole que él y ella habían tenido una conversación secreta.

Al instante, Marco Gonzales pidió a los padres que ingresara la niña de iniciales JZBD, de 13 años de edad, para tomar su declaración a solas. Esta menor también fue víctima del degenerado funcionario, quien le hizo preguntas de índole sexual, como por ejemplo, si tenía enamorado, si estaba con periodo de menstruación, y si ya había tenido relaciones sexuales.

Luego de hacerle estas preguntas, el magistrado tomó entre sus brazos a la menor, pero fue rechazado inmediatamente por la niña. Luego insistió el magistrado, pidiéndole que se quite la casaca para ver su cuerpo, pero volvió a recibir una respuesta negativa.

Los padres de las menores, al enterarse de los hechos, acudieron a la comisaria de la localidad para denunciar al magistrado, el 3 de setiembre.

La policía identificó al juez en su despacho, quien posteriormente llegó a la dependencia policial para pedir disculpas a los menores y a los padres de familia, prácticamente aceptando su delito y comprometiéndose a financiar el tratamiento psicológico de las niñas

La población de la ciudad de Oyón está exigiendo a las autoridades del Ministerio de Justicia, y del Ministerio de la Mujer, la inmediata destitución del mal magistrado y se le castigue con todo el peso de la ley.

El día 4 de setiembre, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Huaura, Carlos Gómez Arguedas, ha dado por concluída la designación de Marco Antonio Gonzales Delgado, como Juez Supernumerario del Juzgado de Paz Letrado de Oyón. Sin embargo, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura, no ha intervenido el despacho del juez, quien podría haber sido procesado y suspendido preventivamente por las evidencias que pesan en su contra. Esto hace sospechar de un posible encubrimiento de parte de las autoridades judiciales para favorecer al juez denunciado.

También se espera que el Colegio de Abgodos de Huaura emita algún pronunciamiento sobre estos actos que desprestigian el Sistema de Justicia del Distrito Judicial de Huaura.

Descarga aquí la resolución que da por concluida la designación de Marco Gonzales.


Te puede interesar el siguiente artículo: Corte de Huaura, el panteón de la lujuria.


Niño fue atacado sexualmente y juez deja en libertad a los agresores.