Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La contaminación de la bahía y la posible depredación de la anchoveta (sin respetar las medidas mínimas) con fines industriales, están deteriorando la economía y la calidad de vida del pueblo porteño.

Luis Martínez Beza, miembro de la Asociación de Pescadores Artesanales de Supe Puerto asistió al taller de informativo organizado por la empresa TASA, sin embargo no quedó satisfecho con las exposiciones ya que los informes presentados son de parte y nada confiables según su parecer.

Si los resultados de los análisis que hacen las empresas pesqueras respecto a sus prácticas empresariales no tuvieran ninguna repercusión (negativa) en el ecosistema marino, no pasaría lo que todos estamos viendo: la varada de pescados, pepino de mar, algas, etc. Y eso es todo los años desde que comienza la pesca industrial hasta que termina”, dijo el Martínez Beza quien alguna vez fue patrón de lancha.

Martínez se preguntó cuál es la verdad de los análisis y tantos informes que indican que las empresas no contaminan, pues si todo está bien como dicen, entonces quién se responsabiliza por el daño a las especies marinas en época de pesca.

Cuestiona video de la empresa TASA

El señor Luis Martínez advirtió que en el video que presentó la empresa TASA se puede apreciar que el proceso de descargue, las anchovetas no tienen el tamaño adecuado, entonces la harina sale de mala calidad y con poco aceite.  “La anchoveta representa el 90% de alimentación para los peces de consumo, y si no hay anchovetas los peces tienen que seguir buscando su alimento, se tienen que ir a otro lugar o se mueren, entonces los pescadores artesanales nos quedamos sin pesca”, manifestó.

Contaminación: Petróleo, grasas y agua sucia.

Luis Martínez arremetió contra las industrias instaladas en Supe Puerto asegurando que contaminan las aguas del mar. “Desgraciadamente cuando las embarcaciones descargan, ellos achican su bodega y su sala de máquinas afuera del puerto. Al achicar eso viene petróleo, grasas, aguas sucias de las bodegas y eso limita el oxígeno de los peces. El pescado con escamas se asienta (cuando muere por falta de oxígeno), raras veces vara, entonces no se ve el perjuicio ni el tremendo daño que se está haciendo”, dijo, asegurando además que entre las especies que mueren por falta de oxígenos y no varan están la lorna, pintadilla, chita, coco y el lenguado, pero como eso no se ve, entonces las empresas dicen ¿dónde está el perjuicio?

Según la opinión dl ex pescador industrial Martínez, el gobierno a través de PRODUCE e IMARPE deberían realizar un monitoreo mensual para medir la población de peces que existe en cada momento, y luego poder cuantificar y calificar la depredación que se está sufriendo.

El taller de TASA es una buena iniciática.

Finalmente Martínez saludó la iniciativa de TASA en cuanto a la realización del taller informativo, sin embargo espera que tenga algún resultado positivo en la práctica y que como otras veces ha sucedido con otras industrias, no se trate de una burla más para el pescador artesanal.

Industrias instaladas en Supe Puerto

Debemos tener en cuenta que TASA es la única empresa que hasta el momento ha mostrado interés en aperturar diálogo con las autoridades locales y la población. Sin embargo no es la única empresa que tiene sus instalaciones y plantas de producción y fabricación en Supe Puerto.

Estas son als empresas que todavía no han emitido comunicado alguno respecto a la mortandad masiva de muy muys.

  • Consorcio Terminales Oil Tanking GMBH
  • Negociaciones Pesqueras del Sur S.A.
  • Colpex International S.A.
  • Compañía Pesquera Pacifico Centro S.A.
  • Industria Pesquera Diamante S.A.
  • Compañía Pesquera 20 20 S.A.
Facebook Comments