Foto | Dw.com | Imágen de referencia

La pandemia de la COVID-19, también requiere una acción inmediata de las empresas, para minimizar la transmisión y el impacto en la sociedad del virus. Por ello, se debe tomar medidas tempranas, audaces y eficaces para reducir los riesgos de corto plazo para los empleados, y los costos de largo plazo para las empresas, así como para la economía.

La Cámara de Comercio Internacional (ICC), anunció que remitirá periódicamente orientaciones actualizadas a su red de más de 45 millones de empresas, de tal modo queq todas puedan adoptar medidas informadas y eficaces para proteger a sus trabajadores, clientes y a su comunidad local. Su objetivo es también contribuir a la producción y distribución de los suministros básicos.

La ICC, pondrá a disposición la red mundial del sector privado, para trazar el mapa de la respuesta empresarial a escala mundial, sobre el brote del coronavirus. De ese modo se alentará a las empresas a adoptar enfoques preventivos apropiados, y se generarán nuevos datos y conocimientos que servirán para apoyar los esfuerzos gubernamentales internacionales.

Llamados a la acción

El ICC respalda llamamiento lanzado por la OMS, a los gobiernos nacionales de todo el mundo, para que adopten un enfoque basado en la participación de toda la sociedad en respuesta a la pandemia de la COVID-19.

Reducir la propagación de la COVID-19 y mitigar su impacto debería ser una de las prioridades máximas de los jefes de Estado y de gobierno. Las medidas políticas deben coordinarse con los actores del sector privado y la sociedad civil para lograr máxima resonancia y eficacia.


Fuente: OMS