La crisis moral en la Dirección Regional de Transporte del Gobierno Regional de Lima es alarmante, pues ha ido creciendo y a la vez consolidando una red de servicios que consistía en evadir las fases estipuladas en el Decreto Supremo Nº 007-2016-MTC para la emisión de licencias de conducir.

La corrupción habría llegado al extremo de permitir que se organizara una red de servicios que con diversas modalidades lograban adulterar la evaluación médica y psicológica del postulante; la formación del alumno; la evaluación de los conocimientos y habilidades en la conducción del postulante y finalmente el procedimiento de otorgamiento de Licencias de Conducir, todo en coordinación con los malos funcionarios de la Dirección Regional de Transporte de la anterior gestión, pero que todavía estarían en actividad.

Obtener licencias de conducir ya no será «tan fácil».

Nuevos Retos.

El actual gobernador Ricardo Chavarría ha designado al abogado Pedro Gonzales Camiloaga para que asuma el cargo de Subdirector Regional de Transportes, cuyo principal objetivo sería desbaratar esas mafias que trafican con la emisión de licencias de conducir.

El reto que asume Pedro Camiloaga es complicado, pues los poderosos intereses y todo el caudal de dinero que mueven las mafias organizadas en torno a estos servicios ilegales no se quedarán de brazos cruzados.

Plan Piloto.

Por el momento el Ministerio de Transportes y Comunicaciones ha anunciado un Plan Piloto de control riguroso para la emisión de brevetes que trabajará en coordinación con la Dirección Regional de Transporte:

  1. Es un sistema novedoso difícil de quebrantar y en donde las preguntas serán monitoreadas desde el MTC.
  2. Se implementará en el touring la aprobación digital, es decir ya no será manuscrito sino solo digital y contarán con tablets los veeedores y que estarán monitoríadas por el Mtc.
  3. Finalmente la información será en tiempo real. Cuando hay que reconocer actos y decisiones correctas es justo hacerlo.